* El evento llegó por primera vez a la localidad de Antilhue, destacando el arribo de los músicos a bordo del histórico Tren El Valdiviano. Tras el éxito de la XI Temporada, el director del Coro UACh, Hugo Muñoz, destacó la consolidación de este evento y su aporte al enriquecimiento del patrimonio cultural inmaterial de la Región de Los Ríos.

Nuevamente el Ciclo Sinfónico Coral La Juventud con Mozart de la Universidad Austral de Chile, maravilló al público tras la exitosa realización de su XI Temporada, con conciertos realizados en el Fundo Papageno en Panguipulli, la estación de trenes en Antilhue y la Iglesia San Francisco de Valdivia, contando con una asistencia que superó las 2 mil personas. El tradicional evento organizado por el Coro Universitario de la Dirección de Extensión este año tuvo como invitado a la Orquesta Filarmónica de Valdivia, cumpliendo con su característico objetivo de llegar a localidades con escaso acceso a este tipo de actividades.

Al respecto, cabe señalar que La Juventud con Mozart se ha presentado en la totalidad de las comunas de la Región de Los Ríos, llegando asimismo a localidades pequeñas tales como Riñinahue en Lago Ranco, y Antilhue en la presente temporada. A ello se suma su internacionalización la cual durante las temporadas entre 2005 y 2007 permitió llevar el ciclo a diversas ciudades de la Provincia del Neuquén en Argentina, en alianza con la Orquesta Sinfónica del Neuquén.

Este año el ciclo comenzó en el Fundo Papageno de la comuna de Panguipulli, de propiedad del barítono austríaco Christian Boesch, quien radicado en Chile gestó esta iniciativa junto al maestro Hugo Muñoz, director del Coro UACh, en homenaje a Mozart y su incalculable legado cultural y musical.  El Prof. Muñoz, destacó respecto al tradicional ciclo su importante aporte al patrimonio cultural inmaterial de la Región, dada la trascendencia y continuidad de la iniciativa. “Tras doce años desde que comenzamos el ciclo nos atrevemos con propiedad a decir que ya forma parte de nuestro patrimonio intangible, y en esta oportunidad lo unimos además al patrimonio ferroviario con el concierto en Antilhue”, señaló.

Los músicos interpretaron durante las jornadas el concierto para dos flautas y orquesta de Domenico Cimarosa, la Cantata Nº4 de Bach, finalizando con las Vísperas Solemnes del Confesor de Mozart. Destacó la participación de los solistas en flauta Luisa Díaz y Sebastián Rodríguez, y los cantantes Paulina Delgado, soprano, Mildrek Orellana del Teatro Municipal de Temuco, contralto, Fernando Andrade del Teatro Colón de Buenos Aires, tenor, y David Gáez de la Camerata de la Universidad de Chile, bajo.

A Antilhue las maletas

La tarde del domingo 9 el ciclo se trasladó a la localidad de Antilhue, donde el público recibió con gran entusiasmo parte del repertorio programado. Fue la estación de ferrocarriles el lugar elegido para esta presentación que mezcló la música con los aromas de preparaciones típicas ofrecidas a quienes llegan desde Valdivia en la locomotora a vapor, N°620 Tipo 57, monumento nacional fabricada en 1913, siendo la última en servicio en la red sur.

Al término del concierto, el maestro Hugo Muñoz señaló: “A veces pienso que Macondo queda chico en relación a las cosas que vivimos. García Márquez estaría loco porque aquí entre medio de las sopaipillas y los choripanes están Mozart, Bach y la gente escuchando esta música. Uno sabe que no es una sala de conciertos pero el hecho que venga este tipo de música para acá pucha que es bonito y al final como siempre estoy de espalda al público fue muy grato cuando me di vuelta y estaban todos escuchando. Eso es hermoso, cumplimos como Universidad en llevar el arte y la cultura donde sea posible”.

Protagonistas orgullosos con experiencia

Genaro Burgos, Director de la Orquesta Filarmónica Regional de Valdivia, sostuvo que “es valiosísimo lo que hace la Universidad Austral y su Coro con esta iniciativa, al incorporar a mucha  juventud y llevarlo a lugares poco habituales para la música, como la Estación de Antilhue. Llegamos a un público que es el mejor, el más sensiblemente virgen, al cual le gusta o no le gusta esta música, pero no hay términos medios con ellos. Así vamos formando audiencias, entusiasmando a niños que ven la orquesta, que se acercan a conversar con los profesores y ven los instrumentos”, señaló.

Paulina Delgado, soprano y solista del Coro UACh, comentó: “Por segundo año consecutivo  tengo el privilegio de participar como solista valdiviana en este ciclo que es maravilloso. Como jefe de cuerdas del Coro UACh, además durante todo el año participé en la preparación del repertorio, y el resultado ha sido realmente muy satisfactorio”.

Ilze Malpuda, integrante del Coro UACh, quien llegó desde Letonia a vivir a Valdivia, señaló: “He participado desde niña en cinco coros durante 20 años; en el colegio comencé a cantar. Soy soprano y estoy muy contenta de tener la oportunidad de llevarle la música a pueblos o ciudades donde no tienen conciertos, que le permite escuchar esta música que de otra manera no tendrían la posibilidad”.

Otro de los intérpretes fue el contrabajista de la Orquesta de Cámara de Valdivia Manuel Arévalo, quien participa regularmente en la Orquesta Filarmónica de Valdivia y además ha estado presente en la mayoría de los conciertos de este ciclo. “De hecho participé en el primero y cada vez que puedo participo. La gente de esta localidad no tiene la oportunidad de ir a una sala a escuchar este tipo de conciertos, eso lo encuentro muy significativo”.



 

Dirección de Vinculación con el Medio
Casa Luis Oyarzún, Yungay 800,
Valdivia - Chile
Fono 56 (63) 2221552

Email secvinculacion@uach.cl